Cocineros Argentinos, por Canal 7
Mie, 1/12/10 – 15:25 | 3.667 Comentarios

Cocineros argentinos es un programa fresco y divertido, en dónde además podemos aprender a preparar exquisitas recetas, un poco con el estilo que impuso años atrás Maru Botana.

Leer el resto de la entrada »
Básicos

Carne de Ave

Carne de Cerdo

Carnes

Comercios

Inicio » Cocineros

Narda Lepes, cocinera.

Enviado por en 27/08/2010 – 4:37 pm12 Comentarios

Narda Lepes es una cocinera y presentadora de televisión. Ella es hija de cocineros y pasó su infancia y adolescencia junto a su madre en Caracas, Venezuela.

Nacida en el ’72, Narda comenzó a dedicarse a la gastronomía en 1992. En 1995 viajó a París a realizar stages en distintos restaurantes a lo largo de un año.

Su debut televisivo, en el canal gastronómico elgourmet.com, fue con el programa Fusión en el año 2001, que compartía con otros cocineros. Su especialidad era la cocina fusión, mezclando frecuentemente cocina japonesa con latinoamericana. En el año 2003 tuvo su primer programa (esta vez propio), 180º, continuando con la cocina fusión y comentando acerca de su música preferida. En los años siguientes, hizo una serie de programas en países y ciudades como Brasil, Japón, Grecia, Inglaterra, Marruecos, Vietnam y Camboya entre otras, con el objetivo de mostrar las distintas costumbres gastronómicas y culturales de cada región.

En 2007 Narda comenzó a hacerse conocida por sus programas en la TV por cable, estar de invitada en varios programas y sacar a la venta su libro Comer y Pasarla Bien.

En 2008 Narda grabó para Elgourmet.com, Narda como en casa, un ciclo el que se adentraba en la intimidad gastronómica de un famoso y cocinaba para él.

En la edición 2008, su libro es galardonado con el primer puesto del certamen Gourmand World Cookbook Awards en la terna Television Celebrity que premia al mejor libro de cocina basado en un programa de televisión.

En marzo de 2009, nuevamente para Elgourmet.com volvió a las recetas en estudio con Recetas y Secretos de Narda. El ciclo estaba orientado a optimizar productos y tiempo a la hora de cocinar.

En Mayo de 2010 se muda al canal Utilísima Satelital con el programa Doña Petrona por Narda en el que, a su modo y en el marco de la gastronomía moderna, rinde tributo a la pionera de la cocina por televisión Petrona C. de Gandulfo.

Una charla con Narda Lepes

¿En qué detalles de un restaurante prestás atención cuando salís a comer?

En la relación calidad – precio, que es lo más importante para mí. No me importa pagar mucho si la materia prima que voy a comer es muy buena. Hay lugares donde sabés que estás pagando la decoración, pero si lo sabés y es lo que te gusta, no hay problema.

Si tuvieras que hacer un recorrido gastronómico por Buenos Aires ¿Qué lugar no podrías dejar de visitar?

A “Oviedo” iría sí o sí, porque no hay lugares como ese. Es un caso aparte, excelente en su conjunto, como un todo. Desde el ambiente, los camareros, la carta de vinos, los platos de queso y ni hablar de la comida. La materia prima es otra. Yo se que si pido pescado, se encargaron de todo el proceso: desde quienes lo pescan en Mar del Plata hasta que lo sirven. Se le presta mucha atención al detalle que no es frívolo, al que sirve.

¿Qué otros restaurantes entrarían en esa excursión?

Siempre va a depender del tipo de comida. Por ejemplo, tengo distintos lugares para comer diferentes cortes de carne. En “El Pobre Luis” como ciertas cosas y en “Happening” otras. Cuando hablo de carnes, me refiero a parrilla. Es raro que pida carne sino.

¿Comerías en los puestos de la calle?

En Buenos Aires no somos tanto de comer en la calle. Comparado con el resto de Latinoamérica comemos muy poquito en la calle. Si vos vas caminando por México seguro ves a un chavo haciendo tacos, salteando carne, vegetales, haciendo licuados, todo en la misma vereda. Acá quedaron muy aislados: hay algunos en las dos Costaneras que hacen choripán, otros que venden sándwiches de carne, pero es por barrio. No somos de comer variedad en la calle, por más que existan los puestos. Nos limitamos mucho a comer pan y chorizo, pan y morcilla o pan y vacío.

En Buenos Aires aparecieron muchos restaurantes basados en comida extranjera ¿Qué cultura creés que no tiene arraigo todavía en el ambiente?

Falta prestarle atención a las culturas latinas. Ahora hay muchos restaurantes peruanos y empieza a haber como niveles: antes sólo estaban las cantinas populares peruanas y algunas eran muy buenas, otras regularas y malas también. Ahora se abrió el rango porque aparecen restaurantes que son más que una cantina, locales de primera línea y las cantinas que siguen. Tenemos tres rangos. Pero si vos querés comer por ejemplo, una arepa, es imposible, no se consigue harina pan. No hay restaurantes de comida latina, nos faltan y la comida venezolana es buenísima, la colombiana y la caribeña, también.

¿Existe la comida porteña?

Si. No hay platos específicos quizás, pero si lugares como las cantinas, donde se encuentran milanesas, pollo al ajo, ravioles, tortilla de papas, un bife, unos brócolis salteados. Esas son las cosas que me hacen pensar en un tipo de comida “porteña”. Hay algunos lugares que tiran más a lo italiano, otros más a lo español, pero ves las cartas y te das cuenta que tienen una combinación que define a lo porteño.

¿Qué plato no puede faltar en la carta de un restaurante de Buenos Aires?

El “Revuelto Gramajo”. Además, soy muy fanática del “Revuelto Gramajo”, el que lo creó es un genio. Me gusta con arvejas, jamón cortado finito y que las papas no sean todas crocantes, que tengan una parte blandita.

¿Cómo te sentís luego de haber sido premiada por tu libro en el Gourmand World Cookbook Award?

La verdad es que en el momento no caí. Tomé más noción en el momento que llegué acá. Me emocionó mucho verlo a Quino en la entrega de premios y a un montón de gente que tenía la misma pasión por estas cosas, por comunicar la comida desde su punto de vista. Igualmente, me emociona más cuando viene alguien y me dice ‘ahora como cosas que antes no comía y ahora las cocino’, eso es lo que más me llega, más que el reconocimiento del medio. Afectar a alguien en sus modos, que amplíe la mirada sobre la comida, siempre es para mejor. Si se come con mayor variedad, se vive mejor.

¿Qué restaurante recomendarías para comer y pasarla bien?

Hay muchos para comer y pasarla bien. Recomendaría algún restaurante japonés en el que sirvan comida caliente japonesa. “Café San Juan”, también: ahí vas y te sirven comida, bien abundante, que se puede compartir. “Oui Oui” es otro que me gusta también, pero tenés que saber que vas a un lugar informal, donde te podés armar vos tu propio menú. Pero te brinda las posibilidades de comer lo que querés a la hora que se te ocurra y no hay muchos lugares donde eso se pueda hacer. También me gustan mucho los bares donde se fijan en todos los detalles: en las naranjas para el jugo, las medialunas con jamón y queso y hasta en las papas que fríen.

¿Y lugares sofisticados?

Como muy sofisticado me gusta “Tegui”. El lugar es hermoso y la comida es espectacular, pero tenés que saber qué es lo que vas a comer. Hay que saber que te vas a encontrar con la visión particular de alguien, que le imprime mucha personalidad en sus platos. Pero a mí me gusta mucho lo que hace él.

Si hoy tuvieras que armar un restaurante ¿A qué apostarías?

A la flexibilidad. Tendría que ser muy flexible y versátil en horarios, armado, en forma, en servicio y elección. Le daría a los clientes la posibilidad de poder elegir, pero manteniendo un orden.

Narda Lepes, recientemente se ha convertido en mamá, ya que ha nacido su pequeña hijita Leia

Via: ViaRestó

12 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario a continuación, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a los comentarios por RSS.

Completa tus datos a continuación: